lunes, 20 de junio de 2011

MIGUEL RODRIGUEZ ACOSTA: DEL ALBA AL OCASO.

Miguel Rodríguez Acosta: del alba al ocaso
Foto de Francisco Fernández




MIGUEL RODRIGUEZ ACOSTA: DEL ALBA A LA OCASO.



Miguel Rodríguez Acosta: del alba al ocaso
Voz de caracola (óleo sobre lienzo)


Con motivo de la exposición de pintura en la galería Marita Segovia, de Madrid, el excelente pintor Miguel Rodriguez-Acosta, uno de los exponentes más importantes de la abstracción en la actualidad, me ha permitido solícita y amablemente ofrecer esta estrada de mi blog Ancile con la reproducción de algunas de sus selectas obras. Del alba al ocaso, sugerentemente intitulada,  expone una obra aquilatada por el oficio indiscutible y la exquisitez de su percepción y entendimiento de la producción creativa.  Quienes tenemos la grata fortuna de contar con la delicadeza de su trato y siempre franca adhesión podemos constatar cuán devotamente acordes van el benévolo goce de la amistad y la expresión del sutil genio creativo, afectos siempre  a aquellos pocos corazones fraternos, que diría el poeta, y que hacen del paso por la fragilidad de la vida un auténtico privilegio que se esperanza hacia la eternidad.


Miguel Rodríguez Acosta: del alba al ocaso
Alba magenta (óleo sobre lienzo)



Miguel Rodríguez-Acosta Carlström nace en Granada en 1927. A partir de 1932 frecuenta el estudio de su tío, el pintor José María Rodríguez-Acosta, cuya influencia será determinante a la hora de decidir su posterior vocación; de él recibe consejos y estímulo y en su estudio realizará sus primeros dibujos y cuadros al óleo. En 1940 empieza a asistir a clases de dibujo y pintura de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Granada. Al término de sus estudios de bachillerato, en 1949, conoce al pintor Joaquín Valverde, quien, en los años sucesivos, irá consolidándose como su maestro. Ello tendrá lugar en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, en la que ingresa en 1950 y en la que obtiene el título de profesor en 1955, con varias matrículas de honor y cuatro premios extraordinarios.
Su primera muestra individual tiene lugar en Granada en 1957. Entre Granada y Madrid desarrollará en adelante su obra pictórica, desplegando, de modo paralelo, otras actividades relacionadas con las artes: desde la docencia, como encargado de la Cátedra de Colorido y Composición de la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, entre 1957 Y 1961, hasta la concerniente a la promoción cultural y artística, que ha tenido un carácter mucho más permanente. Su labor en este último campo de actividad ha tenido como eje fundamental la presidencia del patronato de la Fundación Rodríguez-Acosta de Granada, cargo que ostenta desde 1953. Su obra estrictamente pictórica se ha visto complementada, por otro lado, por constantes incursiones en otros terrenos creativos, desde la pintura mural a la obra gráfica y el dibujo, especialidades cuyo cultivo ha sido especialmente intenso en determinadas etapas de su producción. Sus designaciones como Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en 1986, han venido a culminar una larga serie de distinciones Y reconocimientos, tanto nacionales como internacionales, cosechados a lo largo de su trayectoria. En la actualidad trabaja y reside en Granada.




Miguel Rodríguez Acosta: del alba al ocaso
Húmeda plata (óleo sobre lienzo)



Miguel Rodríguez Acosta: del alba al ocaso
Albaicín (óleo sobre lienzo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario