sábado, 2 de julio de 2011

HOMENAJE A CLAUDIO SÁNCHEZ MUROS, O EL SENTIDO Y LA SENSIBILIDAD EN EL DISEÑO

Homenaje a Claudio Sánchez Muros, o el sentido y las sensibilidad en el diseño, Francisco Acuyo
Diseño de Claudio Sánchez Muros para poesía 70


Homenaje a Claudio Sánchez Muros, o el sentido y las sensibilidad en el diseño, Francisco Acuyo
Tras la desaparición de Claudio Sánchez Muros, va a hacer un año en estas fechas, exponente de referencia de la vanguardia del diseño en la actualidad, marchó también la figura entrañable del ser humano excepcional que hizo del silencio y la  discreción una enseña personal admirable, la cual le mantendrá en la memoria para siempre de todos aquellos que tuvimos la suerte de  contar con su sensible e inteligente amistad, y que tuvo a bien con su fina ironía tantas veces ilustrarnos y pasar momentos inolvidables. Quede esta entrada al blog Ancile como muestra de mi admiración, respeto y tristeza por su pérdida irreparable, pero también como señal inequívoca de que habrá de perdurar por su labor creativa y la huella indeleble que hubo de dejar sobre todos aquellos que le hubieron conocido.
Si fue la figura fundamental en la que se inicia como tal el diseño gráfico granadino, y que habría de importar desde Barcelona para la historia reciente del arte español, hubo de dejar su impronta en no pocas iniciativas(1) entre las que tuvo la fortuna de encontrarse la edición de un libro mío: Cuadernos del ángelus; quede pues este poema como  muestra de mi sincera gratitud.


Homenaje a Claudio Sánchez Muros, o el sentido y las sensibilidad en el diseño, Francisco Acuyo





EL POEMA  DEL DISEÑO



Para Claudio Sánchez Muros:
poeta verdadero del diseño






I


   EN el vacío desliza     
la línea su contenido:       
se inscribe, se irisa espíritu
del jazmín, la lila, el lirio.

   En cada trazo el cristal
del anima ha sucumbido
al empuje de la luz,
si de la sombra artificio.

    Tras su escritura invisible,
audaz, concienzudo, el signo
en la intuición se concreta
inmóvil, si sucesivo;

   si quieto está, en movimiento
reflexiona el ejercicio
donde la  áurea proporción
equidista en equilibrio;

   o si exiliado el sosiego
de su estático delirio,
desde la espontaneidad
conjetura al infinito.

   Así discurría el ángel
del diseño cuando, un círculo
trazaba que, de un esbozo
en el azar, al designio

   de una azucena quedaba
sujeto, impreso, conciso:
pero, una silueta al fondo
adivina clandestino

   y, no obstante, libre integra
siempre con sagrado vínculo,
 pues proporciona a la parte
 idéntica lo distinto,


   y en el vacío desliza
la línea su contenido
que inscribe e irisa espíritu
del  jazmín, la lila y el lirio.



II



   A ti, que en el color diluyes
del naranja al amarillo,
del magenta al bermellón
sobre un azul inequívoco.


   Para ti gnóstico hermano,
hijo de Hermes Trimegisto,
que la poesía pintas
con los colores del símbolo.

   A ti, en fin, cuya humildad
fue materia del espíritu
donde la plasticidad
inscribió alada su signo

   de verdad que en la conciencia
se conforma cabalístico
recuento que significa
en su medida, infinito.

   De tu conspicua certeza
se construye el artificio
que respira, escucha, ve
en la memoria el olvido,


   y en su línea reflexiva
la exactitud de lo ambiguo
canta, vive, se refleja
con tan celeste utensilio.

   A ti, apacible iniciado
que meditas el auspicio
de la proporción divina
con tan humano equilibrio.


                                               Francisco Acuyo








(1) Reproducimos para situar su figura a través de un artículo publicado en el diario Ideal, el 16-7-2010, por Juan Luis Tapia.

El polifacético artista Claudio Sánchez Muros, uno de los más grandes del diseño gráfico de vanguardia, falleció en la madrugada de ayer. Sánchez Muros es considerado el padre de los creadores gráficos granadinos, la persona que desde Barcelona importó a la capital andaluza la palabra 'diseño' y la mostró en todas sus intervenciones, entre ellas, la más destacada por la crítica y la reciente historia del arte español, la revista 'Poesía 70'.
Homenaje a Claudio Sánchez Muros, o el sentido y las sensibilidad en el diseño, Francisco Acuyo
Claudio Sánchez Muros comenzó en el mundo de la creación artística en la Escuela de Artes y Oficios de Granada, donde tuvo como uno de sus maestros al pintor Gabriel Morcillo. Al igual que José Guerrero, lanzó sus pinceles al aire, pero Claudio en vez de a Madrid se dirigió a Barcelona. En la capital catalana estudió en la Escuela Massana, una de las más prestigiosas del mundo artístico de los años cincuenta.
Modernidad
El joven granadino, quien destacaba especialmente por sus dibujos y diseños, pronto se incorporó al grupo de los artistas más de vanguardia de Barcelona, entre los que se encontraba Francesc Artigau, y tuvo como maestro a Santos Torruella. Es en su etapa barcelonesa donde inició su colaboración como portadista de numerosas editoriales y más de un diseño de títulos de referencia de las letras españolas de la época lleva el sello personal del granadino.
Claudio comienza a incorporarse al mundo del grabado, una actividad artística que nunca abandonó y en la que brilló de manera especial, así como en el dominio de los collages, quizá su obra más característica en lo que se refiere a la plástica en el sentido más estricto. Una vez en Granada, fue en el taller de grabado de la Fundación Rodríguez-Acosta de donde salieron un gran número de sus trabajos artísticos.
Homenaje a Claudio Sánchez Muros, o el sentido y las sensibilidad en el diseño, Francisco Acuyo
Tras Barcelona ejercerá el magisterio del Dibujo en Málaga y posteriormente en Granada, donde incluso llegó a dar las primeras clases de cine en el Colegio de los Salesianos, porque el mundo audiovisual fue una de sus grandes pasiones. Con anterioridad también colaboró con el dramaturgo granadino José Martín Recuerda en la realización y dibujo de diversas escenografías y decorados de sus obras escénicas.
Pero su actividad más conocida es el diseño gráfico. Existen muy pocos artistas y editoriales granadinas que no tengan una publicación creada, pensada y dibujada por Claudio Sánchez Muros. Instituciones como la Universidad de Granada, el Patronato de la Alhambra, la Fundación Rodríguez-Acosta, CajaGranada, el Patronato Federico García Lorca y otras muchas más contrataban el genio creador del granadino. Además, fue el encargado de diversas colecciones, la mayoría de ellas de poesía, como Silene, y de portadas de discos para Morente, Carlos Cano y Enrique Moratalla, entre otros.
Homenaje a Claudio Sánchez Muros, o el sentido y las sensibilidad en el diseño, Francisco Acuyo
Las diversas generaciones poéticas granadinas, desde Elena Martín Vivaldi a Versos al Aire Libre, Poesía 70, los comienzos de la Otra Sentimentalidad y los autores actuales, han tenido como diseñador gráfico de cabecera a Claudio Sánchez Muros.
Una referencia
Existen muy pocas presencias gráficas en la prensa del creador granadino, «porque cuando cumplió los cincuenta años decidió abandonar la vida artística y quiso retirarse de todo ese mundo», explicó el artista y amigo del diseñador Juan Vida. «La primera vez que escuché la palabra diseño fue gracias a Claudio Sánchez Muros», indicó Vida, quien considera al fallecido como «el gran maestro del diseño gráfico».
«Claudio fue la referencia de los artistas que empezábamos a finales de los sesenta», añadió. Entre estos artistas, además de Vida, se encontraban Julio Juste y Julio Espadafor.
Sánchez Muros es calificado como «un santo laico» y «un hombre bueno» por la mayoría de sus conocidos, pero también fue un hombre muy culto y «con una ironía finísima», según dijo el catedrático de Historia del Arte Ignacio Henares. Entre sus muchas distinciones y premios, el artista recibió en 2002 el reconocimiento de la Academia de Bellas Artes de Granada.




Homenaje a Claudio Sánchez Muros, o el sentido y las sensibilidad en el diseño, Francisco Acuyo

2 comentarios:

  1. Desde Estados Unidos, nos unimos al saludo universal para despedir a Claudio Sánchez Muros, quien nos deja tanto legado valioso en el Arte. Gracias Francisco Acuyo, por tu homenaje a este gran ser humano y artista.

    ResponderEliminar
  2. Muchas, gracias Paco, por el mero hecho de escribir

    ResponderEliminar