domingo, 12 de octubre de 2014

PERPLEJIDADES DEL MUNDO POÉTICO

Algunas consideraciones más sobre el universo de la poesía recogidos en el trabajo Arqueología de un instante, esta vez recogidos bajo el título Perplejidades del mundo poético, para la sección de Pensamiento del blog Ancile.


Perplejidades del mundo poético, Francisco Acuyo, Ancile




PERPLEJIDADES DEL MUNDO POÉTICO



Perplejidades del mundo poético, Francisco Acuyo, Ancile


QUE LES DIGA que, más que revelar algo en el ámbito (de las definiciones) de la poesía, lo que quisiera es hacerles partícipes de mis perplejidades sobre su extraño pero extraordinario universo, de seguro que les sonaría ya de viejo,27  y con el convencimiento también de que en el círculo de dichas definiciones no encontraremos mucho más del concepto crociano28 de expresión, del cual se ha dicho tantas veces que desvirtúa el elemento idiosincrático de la poesía, cual es su nexo irreductible e inseparable con el aspecto material de la vida, seguro que tampoco causaría impresión relevante por novedoso.
También se nos ofrece como evidente que, si toda obra de arte busca la identidad consigo misma,29  no debiéramos dejar de considerar el doble carácter de la misma como entidad autónoma, así como fait social, mas siempre en comunicación ambos caracteres, pero teniendo en cuenta irremediablemente además su ineludible zona de autonomía.
De esta manera (y a la luz de lo que ya adelantara Theodor W. Adorno en su Teoría Estética) aquello subjetivo que participa en la poesía, o en la obra de arte cualquiera, será una parte incuestionable de su objetividad, pues mientras se establezcan como divergentes lo singular y lo universal, es muy poco concebible la libertad en el ejercicio de cualquier arte. Así, la poesía, igualmente, en tantas ocasiones se nutre de las fuerzas colectivas que en el seno de su temperamento original laten. 
Si el hombre mueve su vida en los términos de la razón, de lo extremadamente sofisticado, de lo crítico, de lo perfectamente argumentado, no debemos olvidar su inclinación hacia aquella dinámica
Perplejidades del mundo poético, Francisco Acuyo, Ancile
que lo situara más en la circunscripción del homo demens que del sapiens,30  no obstante, necesitado de las vivencias y el espíritu que le invitan de continuo a la exaltación y el éxtasis.
Si no sabemos, intuimos, que de mano de la poesía caminan juntos, inseparables, lo social y lo netamente individual; la embriaguez y el fervor, el deslumbramiento interior y la emoción externa; la poesía nos libera del mito, mas también de la razón. Con la sabiduría del amor (como energía vital unificadora), si esta es la manifestación más elevada de inteligencia, camina la poesía (complementaria y aparentemente antagónica) vertiendo un resultado que exteriormente paradójico. La aceptación de esta singularísima dialogía es dato esencial para indagar en los múltiples sentidos de su ciencia. No vendría mal en este momento reflexionar sobre la insuficiencia del lenguaje racional, empírico y práctico, frente a la naturaleza inquietante y muchas veces traidora del lenguaje mítico que nos habla de la necesidad de una expresión suficiente que, al tiempo, invite a la quietud y la contemplación del ser en su total idiosincrasia. Mas la poesía es, en este extremo, la toma de conciencia de la polaridad entre lo social y el individuo, lo racional práctico y lo mítico extraordinario. 
Si decimos que la mirada escrutadora del científico se dirige al análisis de aquellos elementos calculables de la realidad empírica, el poeta muestra su inclinación por construir nuevas estructuras, más verdaderas para las posibilidades últimas del alma,31   mostrando tal vez que, si la ciencia puede mostrarnos aspectos de la realidad del mundo, la poesía se muestra del todo apta para evidenciar las realidades no menos factuales del alma. Y es que la imaginación poética establece las condiciones verdaderamente idóneas para establecerse en la realidad material como templo del espíritu.



                                                                                             

                                                                                               Francisco Acuyo



Notas.-

31 Santayana, G.: Interpretaciones de Poesía y Religión, Cátedra, Madrid, 1993.
32 Campbell, J.: El hombre gramatical, Fondo de Cultura Económica, México, 1982.




Perplejidades del mundo poético, Francisco Acuyo, Ancile

1 comentario:

  1. Interesante reflexión. En toda expresividad humana, y en especial en la artística, se manifiestan esas dualidades objetivo-subjetivo, racional-místico, social-individual etc. adornándola de aparente paradoja. Aunque quizá la costumbre de extraer de las personas, de la vida y de las cosas ideas parciales que precisan de la existencia de sus contrarias para no delatarse como visiones incompletas, sea en realidad el verdadero extravío de la razón.
    Saludos.

    ResponderEliminar