viernes, 14 de noviembre de 2014

ROSETTA Y SU MÓDULO PHILAE EN EL COMETA 67P/CHURYUMOV-GERASIMENKO

Con motivo del aterrizaje del módulo Philae de la sonda Rosetta, sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, quiero ofrece este post especial en la sección de Ciencia del blog Ancile, especial tambíén para quien suscribe estas líneas introductorias, pues vi nacer este acontecimiento desde su inicio, cuando sólo era un proyecto sobre papel, y que acaba culminando con éxito quince años después, digo, cuando formaba parte la Revista Extramuros y tuve ocasión de contemplar en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, las ideas que acabaron materializándose en este acontecimiento.


Rossetta y su módulo Philae en el cometa 67 P, Ancile, Francisco Acuyo





ROSETTA Y SU MÓDULO PHILAE EN
 EL COMETA 67P/CHURYUMOV-GERASIMENKO



Rossetta y su módulo Philae en el cometa 67 P, Ancile, Francisco Acuyo






A la memoria de José Espada Sánchez, fundador y
 director que fue de la Revista Extramuros,  
que falleció el mismo año en que fue publicado el número
en que apareció la entrevista sin llegar a verla impresa.





 En febrero del año 1999, siendo todavía miembro de la Revista Extramuros[1], en el número 13 de la misma, en la sección Diálogos del conocimiento, publicaba una entrevista al que entonces era Director del Instituto de Astrofísica de Andalucía, Rafael Rodrigo. Quince años nos contemplan desde entonces, pero viene muy apropósito traer a colación  aquella recepción y diálogo, porque uno de los proyectos interesantísimos de futuro que desde allí se contemplaban, es hoy una realidad de extraordinaria importancia.
Le preguntaba, entonces, entre otras cuestiones, a Rafael Rodrigo era “[…] ¿Qué proyectos de futuro se contemplan? (en relación al Instituto de Astrofísica en Andalucía)[2], a lo cual tuvo a bien responderme: El instituto consta de diversos departamentos, cada uno de los cuales tiene sus propios proyectos. En lo que se refiere al que estudia el Sistema Solar, está en fase de definición junto a otros institutos para llevar a cabo la ejecución y construcción de dos instrumentos que volarán en una misión denominada Rosetta[3]. Se trata de colocar un ingenio espacial en un cometa que se encuentre a unos 400.000 millones de quilómetros de la tierra. Se pretende viajar con él siguiendo su trayectoria hacia el sol, e ir constatando los diferentes procesos físico químicos en su acercamiento a nuestra estrella. Este viaje puede proporcionarnos respuesta respecto a los diferentes enigmas que se presentan en la formación de nuestro Sistema Solar […].
Esto lo decía el Director del Instituto de Astrofísica cuando, en aquellos momentos, se estaba colaborando con la Agencia Espacial Europea en la sonda espacial que viajaría a Titán, el satélite mayor de Saturno y uno de los más grandes de todo el Sistema Solar, a la búsqueda de alguna señal de vida.
Rossetta y su módulo Philae en el cometa 67 P, Ancile, Francisco AcuyoQuince años después[4], lo que se estaba planificando como mero proyecto, hoy es una realidad fascinante. El módulo Philae de la sonda Rosetta, tras rebotar dos veces sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko , de cuatro kilómetros de diámetro, acabó posándose, pero sin llegar a activar los anclajes (arpones) que lo sujetarían al suelo del asterismo, aunque parece que está firmemente sujeto en virtud de las características de sus patas especiales. Esto ocurrió el día 13 de noviembre a las 16:02 GMT, tras unas siete horas de vuelo del módulo Philae desde la sonda Rosetta. La confirmación de la separación se recibió sobre las 10.03 en el Centro de Operaciones Espaciales de la ESA (ESOC) en Darmstadt, Alemania. Las señales de radio tardaron 28 minutos y 20 segundos en recorrer la distancia que separa al transmisor de Rosetta de nuestro planeta.
Problemas con la recarga de la batería que colma energéticamente al ingenio robótico, causa la primera inquietud seria entorno a la suerte de la empresa. No obstante se reciben las primeras imágenes de la superficie del cometa.  Se verá si es posible perforar  el terreno en el que está situado.
 Los datos que se esperan obtener serán de una importancia sin precedentes. Estudiará el entorno y superficie del cometa haciendo fotografías y tomando muestras. Se investigará el campo magnético, el plasma y el polvo del objeto.
De momento, La Philae, no se comunica directamente con la Tierra, sino a través de la nave en órbita y en la órbita actual, habrá dos ventanas de contacto con la sonda en el suelo del cometa cada día. Pero los responsables de control están preparando una maniobra de Rosetta para que se sitúe en una posición adecuada para las comunicaciones.
Las cámaras Osiris (Optical, Spectrocopic and Infrared Remote Imaging System), que cuenta con una cámara gran angular para estudiar las emisiones de polvo y gas de la superficie del cometa, y otra de ángulo estrecho capaz de obtener imágenes en alta resolución del núcleo de 67P/ Churyumov-ingenieros de la Universidad Politécnica de Madrid, así como especialistas del Instituto Español de Técnica Aeroespacial (INTA), el Instituto de Astrofísica de Andalucía y la empresa Sener, así también el detector de polvo Giada es de fabricación española.[5]
De los análisis químicos de su superficie se esperan obtener datos nada menos que del origen de la vida y del Universo, y si en verdad son los responsables seminales de la siembra de vida en planetas como el nuestro
Es en verdad muy emocionante haber seguido durante todos estos años una aventura tan ilusionante como esta, y haber sido testigo, desde sus inicios, cuando tan solo era un proyecto sobre papel, una realidad tan asombrosa como la que estamos viviendo en estos días de asombro, en los que por fin ha llegado a su destino y comienza a enviar los primeros y extraordinarios datos y fotografías (de las que ofrecemos una muestra en este post).
Lástima que uno de los promotores de la iniciativa Extramuros no pudiera llegar a ver siquiera la entrevista que anunciara este extraordinario acontecimiento, me refiero al entrañable José Espada, fundador y director que fue de Extramuros. En su memoria dejo estas líneas, sonidos[6] e imágenes, como singular y sentido reconocimiento, pues siempre fue persona de grande curiosidad y no menos entusiasmo por la ciencia, el arte la literatura y toda suerte de manifestación creativa y de conocimiento.




                                                                                                                             Francisco Acuyo





Notas.-
[1] Revista Extramuros, nº 13, año, IV, 1999, Francisco Acuyo, Diálogos del conocimiento, Entrevista con Rafael Rodrigo: Director del Instituto de Astrofísica de Andalucía, págs. 60-62.
[2] Los co investigadores españoles en Rosetta son: en el IAA-CSIC, Pedro J. Gutiérrez, Luisa M. Lara, José Juan López-Moreno, Antonio Molina y Fernando Moreno; y en el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), Rafael Rodrigo, quien anteriormente estuvo en el IAA. Los tecnólogos en la misión son José M. Castro, Julio Rodríguez, Antonio López, Miguel Herranz, José M. Jerónimo, Rafael Morales, Víctor Brown, Isabel Bustamante, Miguel Andrés Sánchez y Justo Sánchez. José Juan López-Moreno, según dijo Lara, estuvo el miércoles en Alemania.
[3] El nombre de la sonda está inspirado en la Piedra de Rosetta, y nombres egipcios en general, ya que, también, el nombre del módulo de aterrizaje, Philae, está inspirado en la antigua ciudad egipcia del mismo nombre (en la actualidad sumergida), donde existió un obelisco imprescindible y complementario en el descifrado del texto de la piedra Rosetta. Al igual que la Piedra de Rosetta sirvió para desvelar los misterios de la escritura jeroglífica egipcia, se espera que la sonda Rosetta desvele muchos misterios del sistema solar.
[4] Rosetta es una sonda espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA) que fue lanzada el 2 de marzo de 2004
[5] CASA, por su parte ha fabricado dos antenas de media ganancia(MGA-S y MGA.X), que se utilizarían en caso de fallo de la antena principal de Rosetta, de alta ganancia y que podría verse afectada por el material de la cola del cometa. La cola del cometa, en efecto, podría afectar a las comunicaciones con la Tierra.Otras empresas españolas en el proyecto son: Crisa, con varios equipos, como la unidad electrónica del rastreador de estrellas y la cámara de navegación; Deimos Space, que ha definido la senda para llegar al destino; Airbus Defence and Space, que ha participado en la fabricación de antenas de comunicación con la nave, o GMV, que ha participado en el ajuste de la trayectoria de la sonda y en varios aspectos relacionados con la navegación.
Asimismo, Thales Alenia Space España ha aportado el Solar Array Drive Electronics (SADE), un dispositivo para controlar la orientación de paneles solares; la Avionics Interface Unit (AIU), para conectar el ordenador de la sonda con equipos que garantizan su posicionamiento; el Remote Terminal Unit (RTU); la Radiofrequency Distribution Unit (RFDU) y la Wave Interface Unit (WIU).

[6] A través de este enlace podrá escuchar los sonidos perceptibles en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. http://actualidad.rt.com/ciencias/view/146713-sonda-rosetta-cometa-cancion-misteriosa




Rossetta y su módulo Philae en el cometa 67 P, Ancile, Francisco Acuyo

Rossetta y su módulo Philae en el cometa 67 P, Ancile, Francisco Acuyo


Rossetta y su módulo Philae en el cometa 67 P, Ancile, Francisco Acuyo


Rossetta y su módulo Philae en el cometa 67 P, Ancile, Francisco Acuyo



No hay comentarios:

Publicar un comentario