sábado, 18 de marzo de 2017

LA POESÍA Y LO IRRACIONAL NUMÉRICO EN SUS ESTRUCTURAS –MÉTRICAS-

Los números y sus relaciones singulares en la construcción del verso y del poema, nuevamente para la sección, Poesía y matemáticas, del blog Ancile, y esta vez bajo el título: La poesía y lo irracional  numérico en sus estructuras -métricas-.


La poesía y lo irracional  numérico en sus estructuras -métricas-, Francisco Acuyo, Ancile


LA POESÍA Y LO IRRACIONAL NUMÉRICO

 EN SUS ESTRUCTURAS –MÉTRICAS-


La poesía y lo irracional  numérico en sus estructuras -métricas-, Francisco Acuyo, Ancile


CUANDO anteriormente veíamos las relaciones numéricas en las estructuras métricas de determinados versos, y la tendencia del metricista a hacerlas racionales (que pudiesen estructurarse en base a números enteros y en la relación 1/2,  recordamos el caso, por ejemplo del verso alejandrino 7 + 7 = 14; ó, en la relación  14/2 = 7), también hacíamos énfasis en que muchos casos no tendrían una relación semejante a la proporción exacta de ½.  Veíamos el caso del endecasílabo y la subdivisión en determinados hemistiquios, los cuales no tendrían por qué seguir dicha proporción, de hecho según las pausas o cesuras del verso podían encontrase en una relación de 11 / 2 = 5,5;  ó 11 / 3 = 3,666….; este último caso nos muestra una fracción inexacta (periódica), donde p / q, son números enteros, y, en fin, por lo que nos encontramos ante una relación numérica irracional.
                Las estructuras métricas de los versos y sus relaciones numéricas (en relación a ritmos, acentos, pausas,…. ) son muy variadas, como hemos visto, y nos hablan de unas estructuras complejas (no sólo desde la óptica lógico lingüística y de sus relaciones con lo estrictamente lógico matemático deducible de ellas), también de unas relaciones numéricas que nos hacen reflexionar sobre sus relaciones con la música y de sus particularidades propias en tanto que no tienen anotaciones (como la música sus partituras) como aquella, no obstante, de que se puedan realizar gráficas sobre sus singularidades rítmico estructurales (creando dimensiones fractales verdaderamente interesantes),[1] todo lo cual vuelve a hacer incidencia sobre la estructura dinámico –no lineal-compleja del verso y del poema, donde las reglas sencillas del precepto métrico (número de sílabas, acentuación, pausas….) pueden llevar a resultados realmente complicados.
                Sabemos que la raíz duodécima de 2 configura el patrón de las frecuencias de las notas en la escala musical, y sucede que, al igual que en la estructuración numérica de algunos versos (recordemos el endecasílabo con tres hemistiquios como ejemplo), da lugar a aproximaciones numéricas irracionales. La nota musical corresponde a una onda de sonido que manifiesta una
La poesía y lo irracional  numérico en sus estructuras -métricas-, Francisco Acuyo, Ancile
amplitud y una longitud concretas, así mismo sabemos que dichas ondas tienen una determinada frecuencia y que esta puede tener distintas oscilaciones dando lugar a diferentes tipos de frecuencias, que los músicos acaban describiendo en forma de pares de notas que señalan los  intervalos determinados (octavas en relación ½, la cuarta, en proporción 4/3, quinta en una proporción 3/2),   como medida para saber los grados que las separan en su escala musical. Vemos que, como en la poesía, son las proporciones sencillas las que acompañan la armonía musical, aunque alcancen posteriormente un alto grado de complejidad.
                La complejidad numérica de una composición poética (desde una óptica de su estructura métrica) irá en proporción a la clase de versos y las diversas combinaciones de ellos que contenga dicha composición. Veamos, por ejemplo, las variantes en una simple composición de versos endecasílabos (como puede ser un soneto). Si nos atenemos a una clasificación en la que se distingan los endecasílabos acentuados en 1ª, 6ª y 10ª; en 2ª, 6ª y 10ª; en 3ª, 6ª y 10ª; en 4ª, 6ª y 10ª; y, finalmente, en 4ª, 8ª y 10ª[2], y esta clasificación la denomináramos respectivamente A, B, C, D, E, tendremos las variantes en una composición con estas disparidades y sus maneras diferentes que sugieren un patrón como 5 x 4 x 3 x 2 x 1 = 120 variantes, si requerimos más variantes (que las hay),  las denominamos n variantes para reordenar los tipos de endecasílabos según su acentuación, así quedaría : n x (n -1) x (n -2) x…x 3 x 2 x1, es decir factorial de n, por lo que podemos hacernos una idea de su complejidad si tenemos en cuenta que los primeros factoriales son 1! = 1, 2! = 2, 3! =  6, 4! = 24, 5! = 120 (en el ejemplo que nos ocupa), y si seguimos añadiendo variables quedarían en la relación: 6! = 720, 7! = 5040….
                Creo que con esta aproximación podemos tener una idea de la inmensa variabilidad que podemos obtener simplemente con versos de 11 sílabas. Habida cuenta de las diferentes clases de versos, en su combinación, tendremos ocasión de imaginar la enorme (¿incalculable?) variabilidad numérica de las estructuras métricas que pueden contener un poema, y cada una de ellas (sin contar las formas desviadas de su uso en algunas ocasiones),[3] con los componentes expresivos que conllevan cada uno de ellos, todo lo cual hace de la estructura métrica de la poesía un verdadero vasto dominio, cuyo potencial estructural creativo es prácticamente infinito, adecuado en su dinamismo y complejidad a la realidad viva de su creatividad.
                Indagaremos posteriormente sobre las consecuencias que conlleva tan rica complejidad instrumental  y las posibilidades que ofrece tan potente herramienta creativa.


Francisco Acuyo
               






[1] Hay quien ha descrito curvas patológicas (fractales) en la relación de los versos que componen poemas escritos en verso libre, que sería el caso más extremo de aparente falta de pautas o patrones de construcción numérica.
[2] Esta sería una clasificación parcial sin duda, habría que tener en cuenta otras clasificaciones como los endecasílabos acentuados en 3ª y 7ª (gaita gallega), los acentuados en 6ª y 7ª….
[3] Acuyo, F.: Fundamentos de la proporción en lo diverso, Universidad de Granada, 2007, y Jizo ediciones, edición corregida y adaptada, 2009. 



La poesía y lo irracional  numérico en sus estructuras -métricas-, Francisco Acuyo, Ancile

No hay comentarios:

Publicar un comentario