lunes, 17 de abril de 2017

DEL PULSO VITAL REFLEJO EN LOS GRUPOS MATEMÁTICOS DE LA MÚSICA Y LA POESÍA

 Para la sección del blog Ancile, Poesía y matemáticas, traemos otro apunte bajo el título, Del pulso vital reflejo en los grupos matemáticos de la música y la poesía.


Del pulso vital reflejo en los grupos matemáticos de la música y la poesía. Francisco Acuyo


DEL PULSO VITAL REFLEJO EN LOS GRUPOS 

MATEMÁTICOS DE LA MÚSICA Y LA POESÍA


Del pulso vital reflejo en los grupos matemáticos de la música y la poesía. Francisco Acuyo


                Las aproximaciones a las matemáticas de grupos, ya descritas en anteriores ocasiones en este medio, puede decirse, en su intento de comprender el funcionamiento dinámico de sus estructuras, que forman parte de un acercamiento hacia la configuración y armadura  más íntima de los patrones dinámicos y complejos que constituyen la música y, desde luego, la estructura métrica (y gramatical)[1] de la poesía[2]. Los grupos estructurales de la música han sido estudiados y confirmados relacionando los tonos y las vibraciones por segundo –frecuencias medidas en herzios- que contienen cada nota y la relación de estas frecuencias con números enteros[3], que, por cierto, ya describía Pitágoras con bastante precisión. En poesía no será imposible intentar una evaluación similar atendiendo a aquellos elementos métricos que se relacionan e interaccionan entre sí: desde el número de sílabas, pies métricos, acentos (en sus diferentes tipos)… y que inciden sustancialmente en la construcción del poema, así como la incidencia de estos elementos en el verso y el poema en pos de su más correcta eufonía y expresividad, y de la inevitable relación que ambos tienen en los propios significados del poema.
                Parece bastante claro que la teoría de grupos se identifica estructuralmente con la descripción de patrones –musicales y poéticos (métricos y gramaticales)- que no hacen sino describir –insistimos en esto- su propia naturaleza como un lenguaje singular de simetrías. A nuestro juicio, la poesía y sus patrones métricos en la construcción de los diversos tipos de versos hacen lo propio.[4] - de ocho y once sílabas-  (número de sílabas, pies métricos, acentos –obligados, secundarios, de ruptura,….-[5]), y de donde podremos constatar la realidad grupal de todos y cada uno de sus elementos métricos.
Del pulso vital reflejo en los grupos matemáticos de la música y la poesía. Francisco Acuyo
                Se pueden establecer clasificaciones simples de grupos (que no tienen subgrupos no triviales), como pueden ser los grupos de versos de una composición cuya acentuación obligada es, por ejemplo: en poemas de siete y once sílabas, acentos en 6ª y 10ª sílabas, mediante los cuales podamos constituir el resto de grupos susceptibles de ser reconocidos. A través de la descripción y reconocimiento de estas estructuras grupales tendremos acceso a la potencia creadora de la que hubieron de surgir aquellos versos que inscribían en lo más íntimo de su ser estos patrones singulares [6] de sus compuestos, y este, sin embargo, es señal especial de coherencia… en fin, descripciones que casan a la perfección con la naturaleza del proceso creativo poético (poiesis), esencia que puede sin duda trasladarse e instaurarse más allá de la creación literario poética, si en virtud de aquellos rasgos participa el artista plástico, el músico, el matemático, el científico….
de ritmo, simetría, expresividad y significado, los cuales ya nos insinúan las fuentes misteriosas donde tienen origen. No es extraño y paradójico encontrar el genio creativo (y en cuya producción, advertíamos, redundan los patrones) en lugares donde las reglas se dirían ausentes y la ambigüedad  y la incertidumbre son ley(es) indispensable(s) para su producción, incluso cuando caracteriza  su dinamismo y complejidad en el oxímoron
                La vivencia creativa que anima al matemático acaso no es tan distante como la que impulsa y fundamenta al artista en general y al poeta particularmente. Sobre estos parámetros compartidos discurriremos en entradas próximas de nuestro, vuestro blog Ancile.



Francisco Acuyo




[1] Las relaciones gramaticales y sintácticas tendrían un apartado diferente de estudio a tenor de las unidades que conforman el lenguaje poemático y sus variaciones, tan ricas, por cierto, en nuestra lengua.
[2] Muy interesante sería también un estudio a este respecto sobre los tropos y sus diferentes relaciones en el poema.
[3] Axel Thuel , en Livio, M.: La ecuación jamás resuelta, Ariel, Barcelona, 2007, p. 278.
[4] Acuyo, F.: Blog Ancile,  De la simetría matemática y poética: breve aproximación al concepto y extensión de la misma: http://franciscoacuyo.blogspot.com.es/2017/04/de-la-simetria-matematica-y-poetica.html , y en De permutaciones, grupos, subgrupos y otras abstracciones matemáticas en el corazón de la poesía: http://franciscoacuyo.blogspot.com.es/2017/04/de-permutaciones-grupos-subgrupos-y.html
[5] Acuyo, F.: Fundamentos de la proporción en lo diverso
[6] Los opuestos como manifestación frecuente en su discurso creativo.




Del pulso vital reflejo en los grupos matemáticos de la música y la poesía. Francisco Acuyo


No hay comentarios:

Publicar un comentario