miércoles, 7 de marzo de 2018

RETÓRICA: ANÁLISIS Y SÍNTESIS DEL ARTEFACTO LINGÜÍSTICO POÉTICO


Bajo el título: Retórica: análisis y síntesis del artefacto lingüístico poético, incluimos una nueva entrada para la sección, Pensamiento, del blog Ancile. 




Retórica: análisis y síntesis del artefacto lingüístico poético, Francisco Acuyo



RETÓRICA: ANÁLISIS Y SÍNTESIS 

DEL ARTEFACTO LINGÜÍSTICO POÉTICO



Retórica: análisis y síntesis del artefacto lingüístico poético, Francisco Acuyo


Más allá de los arquetipos junguianos[1], la retórica poética nos enseña que hay vida más allá del análisis, es más, la vida propia está en la síntesis de la que participa todo el artefacto retórico poético, en tanto que es una manifestación de vida orgánica y viva extraordinariamente singular en sí misma. En ella se ponen de manifiesto la capacidad creativa como vía de curación y entendimiento e integración con el mundo, así como de receptación del sufrimiento a través del gozo de la belleza[2]. Estas conexiones de sufrimiento, creación y belleza son en verdad trascendentes, en el sentido profundo que estas requieren. Si en matemáticas, la divina proporción, sujeta al número áureo o de razón extrema o media es un número irracional algebraico que pone en evidencia la proporción a la que se ven sujetos los objetos geométricos, y cuya proporción contiene un valor estético en el que se constata que la parte menor se debe a la mayor como esta al todo, las razones y proporciones poéticas deducibles de sus estructuras retóricas (métricas, fonológicas, gramaticales especiales…) se deben a un principio también común que empieza en la comunicación, sigue en la expresión expresiva artística y concluye en la puesta en cuestión de todo lenguaje para un entendimiento que vaya más
Retórica: análisis y síntesis del artefacto lingüístico poético, Francisco Acuyo
allá de los propios límites de las palabras sobre las que se construye, así intuir el mundo que nos trasciende y que, percibido por las nociones de belleza (y del mismo sufrimiento que conlleva su percepción y sometimiento), intuimos como una realidad acaso no percatable mediante la razón, la lógica y el sentido común que, de consuno y de manera convencional, fundamenta nuestra capacidad de comprensión de ese sufrimiento y esa misma belleza, siendo esta última acaso una categoría similar a la trascendental kantiana[3].
            La terapia deducible del factor retórico poético proviene, descansa y se fundamenta en ese lenguaje salvaje[4] que es la poesía, así como del pre-saber que contiene, y todo en pos de alcanzar aquel suprasentido que trasciende el común entendimiento viciado de la convención racional (lingüística estándar) y que se manifiesta en el metalenguaje que no puede racionalizarse, intelectualizarse, y que es, en fin, la poesía.
            La verdadera poesía se caracteriza porque no es posible su manipulación última, en tanto que si nos afecta no lo hace en virtud de un querer o no querer, su poder curativo o terapéutico se manifiesta cuando, de manera intencional, subjetiva obtenemos el contenido y el objeto adecuados para nuestra dolencia. De hecho, en contra de lo que tantos quieren hacernos creer, la poesía verdadera no es o no puede tener un carácter universal, abierta a todos, gustar a todos, apercibir a todos, muy al contrario, es, como acaso pasa con la religión verdaderamente espiritual, profundamente personal, pues mediante su entendimiento propio (lenguaje propio) accede para dirigirse y apercibirse de aquel suprasentido que acaso tanto inhibimos de consuno, y aún más en nuestros días.


Francisco Acuyo


[1] Jung, C. G.: Ob. cit.
[2] Acuyo, F.: Ob. cit. nota 27.
[3] Kant. E.: De lo bello y lo sublime, Espasa Calpe, Madrid, 1979.
[4] Acuyo, F.: Ob. cit.




Retórica: análisis y síntesis del artefacto lingüístico poético, Francisco Acuyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario